Gatos

Cómo refrescar a tu gato cuando hace mucho calor

Cómo refrescar a tu gato cuando hace mucho calor

Refrescar a un gato cuando hay temperaturas muy altas

Los gatos en verano -o cuando la temperatura alta aprieta- son buenos candidatos para sufrir un golpe de calor o pasarlo muy mal. Si estamos en una ola de calor (y nosotros mismos lo estamos sufriendo) ellos, que no pueden sudar como nosotros y con todo ese pelaje, lo pasan mucho peor.

Estos son unos buenos consejos a tener en cuenta para prestarle más atención en estos momentos de extremo calor.

Refresca tu hogar todo lo que puedas

Ya sea abriendo ventanas (ojo, teniendo protección para gatos como una red, no vaya a ocurrir una desgracia) como poniendo ventiladores o aire acondicionado si es preciso, tu gato lo agradecerá. Sobre todo si vives en un último piso o ático. Ventila bien la casa y en momentos en que el sol está muy alto o le da directo a tu casa, baja toldos, corre cortinas, baja persianase incluso fregar el suelo de la casa todos los días (aunque solo sea con agua) refrescará tu hogar.

Proporciona a tu gato más agua de lo habitual

E incítale a beber. Muchos gatos olvidan beber agua o no les gusta donde tienen el cuenco de agua. Una buena opción es ponerle al menos en verano o cuando hace calor dos recipientes con agua en dos partes distintas de la casa. Es muy importante cambiar su agua cada día, no colocarla nunca al sol, y si puedes, echa unos cubitos de hielo o mézclala con agua de la nevera. Su agua se mantendrá fresca por más tiempo y le incitarás a beber más. Si puedes permitírtelo, puedes comprarle una fuente bebedero.

Puedes hacerle helados especiales

Los helados para humanos no son aptos para ellos. Un helado sencillo y seguro para ellos es congelar su comida húmeda, sacarla unos minutos del congelador y dársela. Podemos ponerla en una cubitera también y congelarla e ir sacándole conforme queramos en cubitos. También podemos hacerle otro helado con caldo de pollo bajo en sal (o sin sal) o bajo en sodio.

Pásale una toalla húmeda y moja sus patitas

Puedes pasar un trapo o toalla humedecida (sin que chorree) por su cabeza y cuerpo para refrescarlo. Mete sus patitas en un recipiente con agua para refrescarlo. Si se niega o no le gusta en absoluto, no forzarle a esto.

Cambia su camita por una de algodón o ponle una sábana o tela

Muchos tenemos camitas para las mascotas que son mulliditas y bien calentitas, especiales para cuando hace frío. En verano o cuando hace calor la detestarán. Una opción es tener una camita para cuando hace calor (de algodón) o podemos poner encima de su cama una tela de algodón (lo mismo si hay alfombras calientes).

Puedes hacerle una casita de cartón

El cartón es un gran aislante del frío y del calor. Puedes hacerte con una buena caja de cartón y hacerle unas aberturas, a tu gato le gustará meterse dentro. Recuerda que es cartón, no es infalible, así que no coloques la caja al sol ni nada por el estilo porque se achicharrará.

Cepilla y peina su pelo cada día para retirar el pelo muerto

Cuanto más pelo, más calor. Peinándolo, no solo estás refrescándolo, sino que además estás evitando que se le formen más bolas de pelo en el estómago al chuparse y lavarse, y le evitas que vomite. Verás la cantidad de pelo que suelta y además, tu casa se mantendrá más limpia y con menos pelusas.

Puedes hacerle una camita natural con césped de gatos

Hazte con una maceta o recipiente ancho y grande (preferible de cerámica o arcilla) y que no sea muy hondo, y planta semillas de césped para gatos. Una vez que haya crecido en unos días (cuando tenga una buena altura, no antes) puedes ponerla a tu gato. A muchos gatos les encanta acostarse en el césped porque está fresquito y además, este se lo pueden comer también si quieren.

No dejes JAMÁS a tu gato en el coche cuando hace calor

Tanto si abres la ventana un poco para que respire como si no, con las altas temperaturas puede morir en cuestión de minutos. Jamás hagas esto, incluso si el vehículo está a la sombra.

¡Recuerda!

  • La sombra es el gran aliado. Tu gato tiene que tener sombra donde refugiarse.
  • Vigila por si hay signos de golpe de calor. Estate atento. Los gatos más afectados son los gatos ancianos, los obesos y los gatitos bebés o pequeños.
  • Ante cualquier señal de golpe de calor, o si ves que tu gato no está bien, llama o acude al veterinario cuanto antes.


Sigue leyendo:

  • Cómo refrescar a tu perro
  • Cómo refrescar a un conejo
  • Cómo hacer helados para perros


Video: REFRESCAR a tu GATO en VERANO. Golpe De Calor. Evitar, Síntomas, Tratamientos. Animal Tips (Agosto 2021).