Niños

Alternativas a la leche de vaca para niños

Alternativas a la leche de vaca para niños

A mi hijo le sienta mal la leche de vaca ¿qué alternativas le puedo dar?

En los últimos años, muchas más personas han comenzado a evitar el consumo de leche de origen animal debido a la creciente creencia de su posibles efectos adversos para la salud como las alergias y la intolerancia a la lactosa, el posible aumento en el riesgo de ciertos tipos de cáncer o de diabetes, e incluso por cuestiones éticas relacionadas con el uso de animales.

Actualmente existe en el mercado una amplia variedad de alternativas a la leche de origen animal. Estas alternativas a la leche no son en realidad “leche”, son extractos derivados de fuentes vegetales como las nueces, semillas y granos.

Todos los nutrientes que contiene la leche de origen animal se pueden obtener de otras fuentes.

Al igual que la leche de vaca está fortificada con nutrientes como las vitaminas D y A, también hay muchas alternativas a la leche que también están enriquecidas. Es importante destacar que ninguno de estos tipos de “leche vegetal” proporciona una nutrición completa para los bebés, y que nunca deben sustituir a la leche materna o a la fórmula infantil en niños de 0 a 12 meses (salvo en el caso de recomendación médica).

En el mercado podemos encontrar un montón de bebidas hechas a base de plantas como el arroz, la avena, la soja o las almendras. La composición nutricional de cada una de estas opciones va a varía de acuerdo con el ingrediente básico.

Algunas de las más comunes son:

  • Leche de soja.

Tiene aproximadamente la misma cantidad de proteínas que la leche de vaca y un poco de hierro, pero poco calcio a menos esté fortificada.

Lo mejor es elegir leche a base de soja orgánica que ha sido cultivada sin el uso de pesticidas y no han sido modificados genéticamente.

La presencia de isoflavonas en productos de soja parece que podrían disminuir modestamente los niveles de colesterol (LDL). Como algunas isoflavonas se han asociado con la estimulación del sistema reproductivo, podría afectar el desarrollo de los niños y estar vinculado con la pubertad precoz.

  • Leche de almendras.

Es muy nutritiva y es rica en vitamina E que parece que reduce el desarrollo de ciertos cánceres.

  • Leche de coco.

Es muy rica en grasas naturales.

  • Leche de avena.

Es rica en proteínas y ayuda al sistema inmunológico.

  • Leche de arroz.

Es el tipo de leche vegetal más ligero y digerible, por lo que es perfecta para aquellos niños que tienen alergias a los alimentos, y también es baja en grasa y está libre de proteínas. La leche de arroz tiene un sabor muy suave, que hace que sea una bebida refrescante o un acompañamiento adecuado para los cereales de desayuno.

Para los niños sanos, la leche es sólo una bebida.

Los niños no necesitan leche después del primer año de vida. Los niños pueden obtener el calcio, las vitaminas, la fibra, la energía y la grasa que necesitan de una gran cantidad de alimentos, que no son leche. Por tanto, la leche no es imprescindible en la nutrición diaria de los niño, sin embargo, en una sociedad que normalmente “bebe” demasiadas calorías, es preferible que los niños consuman bebidas bajas en grasa, bajas en calorías y sin azúcar. Así que, siempre que no haya ninguna intolerancia o alergia, la leche siempre es una gran opción como parte de una comida saludable.


Video: La Vaca Lechera - Canciones Infantiles de la Granja de Zenón (Julio 2021).