Sin categoría

¿Puedo beber alcohol si estoy tomando algún medicamento?

¿Puedo beber alcohol si estoy tomando algún medicamento?

Medicamentos que nunca debes mezclar con alcohol

Muchas veces pensamos que beber algo de alcohol mientras estamos tomando algún medicamento, tanto recetado como de venta libre, no es un problema.

Pero en realidad puede ser peligroso, e incluso mortal.

La gran mayoría de los medicamentos tienen la advertencia de que debemos evitar beber mientras se toma el medicamento.

¿Pero qué pasa si ignoras esa advertencia?

Posibles efectos secundarios si bebes alcohol y consumes medicamentos

El alcohol puede inhibir o amplificar los efectos de la medicación de forma descontrolada e impredecible.

1. Medicamentos para las alergias

Cualquier antihistamínico, que es el tipo de fármaco que se utiliza para tratar las alergias y que provoca somnolencia, al mezclarse con alcohol puede tener un efecto sedante mayor.

2. Medicamentos para el corazón

Mezclar alcohol y medicamentos como la nitroglicerina puede causar un peligroso descenso de la presión arterial o ritmos cardíacos anormales.

El alcohol puede aumentar los efectos secundarios de la nitroglicerina, como son los mareos, el aturdimiento y los desmayos.

3. Medicamentos para la ansiedad

Mezclar alcohol con benzodiacepinas, medicamentos que ayudan a aliviar la ansiedad y los ataques de pánico, puede provocar problemas importantes: somnolencia, mareos, dificultad para respirar, alteración del control de motricidad, comportamiento inusual o problemas de memoria.

4. Medicamentos para la artritis

Estos medicamentos son antiinflamatorios no esteroideos (AINE) fuertes, por lo que pueden causar úlceras, sangrado estomacal o daño hepático.

Si los mezclas con alcohol, el riesgo de sufrir estos efectos secundarios aumenta.

5. Medicamentos para el trastorno por déficit de atención/hiperactividad

Estos medicamentos son estimulantes del sistema nervioso central, y al combinarlos con alcohol puede provocar mareos y somnolencia.

Pueden causar una disminución de la concentración, que sería el efecto contrario de la función que debería tener el fármaco.

También aumenta el riesgo de problemas cardíacos y daño hepático.

6. Medicamentos para la coagulación de la sangre

Incluso beber de forma ocasional puede provocar un sangrado interno.

También puede provocar la formación de coágulos de sangre, derrame cerebral o ataque cardíaco.

7. Medicamentos para la tos

Mezclar un expectorante con alcohol puede provocar somnolencia y mareos.

8. Medicamentos para la depresión

Cuando se mezclan con alcohol pueden causar somnolencia, mareos y/o aumento de los sentimientos de depresión o desesperanza.

También puede afectar la función motora y a la respiración, causar un comportamiento anormal y provocar efectos secundarios cardíacos graves.

9. Medicamentos para la diabetes

Puede provocar niveles anormalmente bajos de azúcar en la sangre, náuseas, vómitos, dolores de cabeza, aumento de la frecuencia cardíaca y cambios bruscos en la presión arterial.

10. Medicamentos para problemas digestivos

Tomar alcohol junto con medicamentos para prevenir o tratar problemas estomacales pueden aumentar los efectos del alcohol. También puede provocar un aumento del ritmo cardíaco y afectar a la presión arterial.

11. Medicamentos para la presión arterial alta

Con este tipo de fármacos es extremadamente importante no consumir alcohol. Puede causar arritmia, mareos, debilidad o somnolencia.

12. Medicamentos para el colesterol alto

Mezclarlos con alcohol pueden causar daño hepático, y en algunos casos picor y enrojecimiento de la piel.

13. Medicamentos para tratar las infecciones

No solo mientras estás tomando el medicamento, sino que también deberas evitar el alcohol durante varios días después de haber acabado con el tratamiento.

Beber bebidas alcohólicas mientras toma un medicamento para tratar una infección puede causar dolor de estómago, náuseas, vómitos, dolor de cabeza y enrojecimiento.

14. Medicamentos estabilizadores del humor

Los fármacos con litio que se preescriben para tratar y prevenir los episodios maníacos en personas con trastorno bipolar.

Uno de los efectos secundarios de este tipo de fármacos es la somnolencia, y el alcohol puede aumentar ese efecto. También puede causar daño hepático.

También puede causar somnolencia, mareos y temblores, aumenta el riesgo de experimentar pérdida de apetito, depresión y alteración del control motor.

15. Medicamentos analgésicos

Mezclar alcohol con analgésicos de venta libre, como el ibuprofeno puede causar malestar gastrointestinal, úlceras e incluso sangrado estomacal. También pueden causar daño severo en el hígado.

Nunca tome acetaminofén para prevenir la resaca.

Beber mientras toma analgésicos con receta médica puede provocar muchos efectos secundarios, que incluyen un mayor riesgo de sobredosis, alteración del control motor, problemas de memoria y comportamiento inusual. Incluso a altas dosis puede causar una depresión respiratoria grave que puede ser mortal.

16. Medicamentos para las convulsiones

Beber mientras toma este tipo de medicamentos puede provocar somnolencia, mareos y aumentar el riesgo de sufrir convulsiones.

Incluso puede causar pensamientos suicidias.

17. Medicamentos para dormir

Combinarlos con alcohol puede provocar una mayor somnolencia y mareos, y aunque estos efectos secundarios no parezcan muy serios, también podría provocar una alteración del control motor, comportamiento inusual, problemas de memoria y respiración lenta o dificultosa.

Lecturas relacionadas:

  • Riesgos de automedicarse para el insomnio
  • ¿Cómo actúa el alcohol sobre nuestro cerebro?
  • ¿Qué beber cuando sales y estás a dieta?


Video: Qué es el vértigo y cómo se cura? (Agosto 2021).